09/10/07 Crónica II MARATÓN ALPINO AL-MUDAYNA

///09/10/07 Crónica II MARATÓN ALPINO AL-MUDAYNA

II MARATÓN ALPINO AL-MUDAYNA.
SÁBADO 6 DE OCTUBRE DE 2007.
www.al-mudayna.com
PEDANÍA DE LA ALMUDEMA.
CARAVACA DE LA CRUZ (MURCIA).

“ SI ANÍBAL CRUZÓ LOS ALPES…” (eslogan de la carrera)…POR QUÉ NOSOTROS NO ÏBAMOS A CRUZAR LA SIERRA DE LAS CABRAS…”

Km. 43,5 de carrera (el GPS del equipo marcó una distancia total de 45 kms)…2 corredores cierran el grupo de participantes en la modalidad de Maratón y cruzarán la meta en 7 horas, 17 minutos y 44 segundos…tras ellos el Director de la carrera (seguimiento en moto) les anima a continuar diciendo que no se preocupen por el tiempo de llegada porque la organización esperará hasta que el último participante cruce la línea de meta…

A 500 metros de la meta aquellos 2 corredores se encuentran con el resto de compañeros del Club que están esperándoles para entrar al grito de ¡EQUIPO! y empiezan a escuchar el tronar de cohetes que la organización lanza en su honor con la voz del “speaker” de la organización que no para de animarles hasta que todos cruzan la línea y se abrazan recogiendo su camiseta “finisher” de Centurión.

Además reciben ese inolvidable premio que se entrega al último corredor. Para los Pretorianos tiene un significado especial porque llevan a gala su deber de intentar acabar todas las carreras de ultrafondo y no abandonar jamás a un compañero en dificultades, algo que también llevan a la práctica muchos corredores pero que ellos desean fomentar de forma premeditada porque es lo que les produce mayor satisfacción…

Sobresaliente organización de la prueba con un montaje en meta que parecía la plataforma del Tour de Francia y que demostraba la experiencia y profesionalidad de los responsables de la carrera.

Impresionante recibimiento el que sintieron Los Pretorianos de Tomares por parte de los vecinos de Almudema, quienes se merecen todo su agradecimiento porque han conseguido que lo vivido este fin de semana haya dejado una huella que recordarán con mucho cariño…

La prueba tenía los mejores ingredientes: 4 modalidades
– Maratón Carrera Pedestre.
– ½ Maratón Carrera Pedestre
– Maratón Mountain Bike (M.T.B.)
– ½ Maratón Marcha a pié.

9 ascensiones con un desnivel positivo de 2.250 metros con una segunda media maratón durísima con algunas pendientes por encima del 20 %.
Paisaje precioso por bosques de pinos, bonitas vistas y suficientes avituallamientos con una señalización del recorrido impecable.

Visita guiada a Caravaca de la Cruz y fiesta por todo lo alto en la noche del sábado para el disfrute de corredores y acompañantes.

===============================

Tomares (Sevilla)…15:00 horas del viernes 5 de octubre de 2007.

Los Pretorianos se disponen a participar en otra carrera de Ultrafondo, que en esta ocasión les llevará a tierras murcianas en un viaje que acabó durando más de 8 horas por el “despiste del GPS” (supuso un retraso de más de 2 horas) y cuya llegada a Almudema les tenía reservada la sorpresa de que sus vecinos les seguían esperando para darles la bienvenida, servirles la cena de la pasta (serían las 12 de la noche), entregarles los dorsales y ser informados que el alcalde de Caravaca y la organización estuvieron esperándoles cerca de una hora para intentar realizar el acto inaugural con su presencia…

EN LA CARPA CON LAS COCINERAS

Esto sería el preludio de una bonita aventura que continuó al día siguiente cuando a las 6:00 a.m. del sábado, con el “toque de diana” comenzó todo el ritual que conlleva la preparación de este tipo de pruebas de larga distancia en montaña (colocación de chip y dorsal, desayuno con suficiente antelación, cremas de protección de rozaduras, comienzo de hidratación, etc.).
Desde el “cuartel general del Club”, el hotel El Zorro, situado a 7 kms. de distancia, a las 8:15 a.m. nos dirigimos en nuestro autobús a la línea de salida.

LÍNEA DE SALIDA

A las 9:00 a.m. dará comienzo la modalidad de Maratón Carrera Pedestre, pero antes la organización informa de que se va a guardar un minuto de silencio en homenaje a Germán Pérez Burgos, compañero de carreras fallecido recientemente en Afganistán…los participantes abren paso a los Pretorianos quienes se sitúan en primera línea y se vive un minuto interminable que finaliza en aplausos en un ambiente de emotividad que siempre recordaremos.

INICIO MARATÓN

La primera media maratón transcurre entre caminos con subidas y bajadas dividiéndose el equipo que participa en el Maratón en 2 grupos. Por delante Manuel Ortega, Francisco Luque y Rafael García llevan nuestro estandarte y los 2 primeros serían quienes tuvieron el privilegio de cruzar la meta con él.

Por detrás los hermanos Pacheco se sienten más fraternos que nunca y Antonio se propone ayudar a Francisco a cruzar la línea aunque la fortaleza de “Fran”, quien en su vida había corrido ni tan siquiera una media maratón, hace que después se comentara entre bromas quién ayudó a quién. Ninguno de los dos quiso entrar en meta antes que los compañeros que les seguían por detrás…

En el km. 27, Cayo Crastino y Lutgardo se encuentran a Rafa García, quien decide abandonar la carrera al fallarle las fuerzas. A partir de ese momento la última parte de la carrera fue un auténtico calvario de subidas interminables entre piedras y más piedras…el encuentro con un ciclista que se había equivocado de ruta (el recorrido de los ciclistas era diferente en algunos tramos) hizo que le ayudaran a salir de aquella “trampa” llena de inmensas rocas y levantando en alto la bicicleta consiguieron salvar la situación.

ROCAS

En los últimos kilómetros empezaron a comunicarse por teléfono para conocer la situación del resto de compañeros que iban por delante, así como la de los que participaban en el resto de modalidades.

Máximo, Rafa Iza, Juani y Antonia llegaron sin novedad en la prueba de ½ Maratón a pie y el abuelo Pretoriano Cañete también cruzó la meta en la modalidad de ½ maratón corriendo. Todos ellos estuvieron pendientes de la llegada de sus compañeros y fueron a su encuentro para acompañarles a traspasar la línea…

ABUELO CAÑETE

Por otra parte el resto de acompañantes de la expedición, con Conchi, Carmen, Paco y los niños José Manuel y Antonio, así como el chófer del autobús, Juan Manuel Naranjo, quien se integró en el grupo como uno más, disfrutaron con el grupo como si hubieran participado en la carrera.

Lo que ocurrió después fue una continuación de las atenciones recibidas que, por encima de la misma carrera, es con diferencia lo más importante que se trajeron a Tomares todos los que estuvieron allí:

– El autobús de la organización que los llevó a Caravaca para realizar la visita turística espero todo lo necesario alterando el horario previsto.
– Miembros de la Dirección de la carrera ofrecieron el traslado en sus coches particulares desde el Restaurante dónde cenaron hasta Almudema, dónde la fiesta nocturna del sábado comenzaba a las 23:00 horas con la presencia de un grupo musical.
– El concejal de turismo de Caravaca les regalo la Cruz que lleva el nombre de esta bonita localidad murciana de cerca de 25.000 habitantes.
– Al no disponer de medios de transporte desde la Almudena hasta el hotel también llevaron en sus coches particulares a los últimos Pretorianos en abandonar la fiesta sobre las 3:30 de la madrugada del domingo.

Aparecerá el nombre de algunas personas que conocieron en Almudema con quienes sintieron un cierto hermanamiento y a quienes han prometido, no sólo volver el próximo año con un autobús más grande, sino difundir todo lo posible la III Maratón Alpina Al-Mudayna de 2008 para llegar a esa cifra de 1.000 participantes que desea alcanzar la Organización porque este tipo de eventos se merecen el máximo apoyo.

– Aquella señora llamada Ana López Moya que tiene una fábrica de embutidos en la pedanía de Singla y que representa esa entrañable actitud de hospitalidad que les brindaron todos los vecinos. A todas sus amigas que no paraban de ofrecerles comida.
– A los organizadores que pudieron conocer personalmente, saludarles y aprender de su buen hacer creando una prueba de esta dimensión destacando el cariño con que se trata al corredor. A Julio, a José (apodado “el pelota”), quien les llevó al hotel en su coche particular y a Emilio Pérez, quien les recibió en meta.
– También es necesario mencionar a las personas que conocieron en su visita a Caravaca de la Cruz. A Paloma, su guía en la visita a la Sala Museo de la Fiesta donde pudieron conocer entre otras fiestas, cuando se celebran las de “Los caballos del vino” y las de “Moros y cristianos”.
– Al sacerdote que les recibió en el Real Alcázar Santuario y que tan bien conocía el aljarafe sevillano.

El colofón será aquella frase que vimos la tarde del sábado en la Sala Museo de la Fiesta, en Caravaca de la Cruz…

¡IN HOC SIGNO VINCIS! (con esta señal vencerás), que la leyenda sitúa en la época del emperador Constantino (emperador romano en los años 306-337 d.c.), quien la pronunció al tener una visión en el cielo en la que se le apareció brillante la Cruz de Cristo que le convirtió al cristianismo.

¡Salud e Ilusión!
José Luis Martín Pérez
CLUB ULTRAFONDO PRETORIANOS DE TOMARES (SEVILLA)
Dorsal 389.

2017-03-21T18:31:38+00:00octubre 8th, 2007|Categories: 2007|0 Comments

Leave A Comment