CONFERENCIA CIENTOUNERA (2009)

/, Blog, Crónicas/CONFERENCIA CIENTOUNERA (2009)

CONFERENCIA CIENTOUNERA (2009)

Por Abencio Cañas (Pretoriano Máximo Severo)

V HOMENAJE A LA LEGIÓN
HOMENAJE A LOS 101 KMS EN 24 HORAS
LA LEGIÓN CONTRA LAS DROGAS.


Buenas noches, la mayoría de vosotros ya me conocéis, con lo que deberíamos pasar por alto la parte de las presentaciones, y así no tendría que justificar los dudosos meritos que me hayan hecho merecedor de estar hoy aquí.

En todo caso por si hay alguna incorporación de última hora, diré que mi nombre es Abencio, soy Administrador del foro de LA SUFRIDA, y mi nick es H+QNC, yo inventé esas letras que en su momento se convirtieron en el grito de guerra de los Cientouneros, llevo participando en los 101 desde la edición de 1999, y he terminado las 8 ediciones que se han celebrado desde entonces.

No obstante,


no estoy aquí por mis méritos deportivos, y no voy a hablarles de ritmos, tiempos de paso, o de entrenamientos, pues para ello debería haber venido algunos de los ganadores de las ediciones celebradas

No voy a hablarles de grandes gestas,


pues para eso ya vino en una edición anterior César Pérez de Tudela

Ni de cómo nacieron los 101, como se colabora con el Homenaje ni de como organiza la prueba de 202 kms en bicicleta de carretera, Gran Fondo LA SUFIDA.

para eso como digo, tendrían que estar aquí personas más preparadas que yo.

No he participado en pruebas de más nivel, como puede ser el Ultra Tour del Mont Blanc, del que podrían hablaros bastantes Cientouneros que la han hecho, como Mark, Elias, Livan, Yeyes, Hilario, o el coleta, entre otros.

Tampoco he lucido con orgullo el nombre de Andalucía

en el Maratón de Sables,

del que podrían hablaros

Manuel Soto, Gerardo Gallardo, Gómez Tristán, Julio Becerra, Fran, Paco, Dani o Diego.

y ni siquiera en el Sahara Maratón

del que podrían hablaros los Pretorianos de Tomares,

Club, éste al que pertenezco

y donde no solo se llevan a gala el participar en los 101, “La Madre de todas las carreras”, sino que además tienen muy claro lo que significa el Espíritu de Compañerismo.

No voy a hablaros de este grupo de amigos, que entre otros muchos gritos de ánimo compartimos el de “Lento, suave, sin miedo”, así como un espíritu solidario, que teníamos latente antes de constituir el club.

Mi conferencia no va a tratar de nada de eso, simplemente voy a tratar de explicaros, aunque muchos de vosotros ya lo sabéis, que es lo que hace que los 101 sean especiales, que es lo tiene esta locura que me haya enganchado para llevar participado en ocho ediciones, y como esa locura ha derivado en que mañana celebremos la quinta edición de lo que se ha llamado el Homenaje a La Legión, el Homenaje a los 101 kms en 24 horas.

Como sé que esta oportunidad que tengo hoy de hablar con vosotros es única, pues si les aburro, no creo que me den una segunda oportunidad, y si consigo no aburrirles no creo que sea capaz de volver a tenerles entretenidos en una segunda ocasión, intentaré hacerlo lo mejor posible.

A todo aquel que se plantea participar en los 101 por primera vez, le surgen muchas dudas, e incluso parece que es una prueba reservada a “Ironmanes”, el hecho de participar en una prueba donde el porcentaje de abandonos en ocasiones suele rondar el 40%; la verdad es que impone respeto, pero a la vista está que no hace falta como veis ser un Ironman para terminarla.

Aquí; es muy importante la constancia y la paciencia, y hay que venir con los deberes hechos, ésta no es una prueba donde se pueda improvisar, y todo tenéis que tenerlo pensado, si vais a andar, si vais a trotar, o si vais a correr; donde os vais a cambiar de calcetines, y como debéis ir comiendo y bebiendo todo el camino.

A los 101, no hay que tenerle miedo, hay que tenerle respeto, y por muchas veces que hayas participado, nunca debes confiarte, hay que venir con modestia, pues si como dijo alguien: “al Maratón nunca se le llega a conocer del todo”, mucho menos a una prueba de Ultrafondo.

No obstante si quieres participar en los 101, mi consejo es que lo hagas, que te prepares para ello y que lo hagas, pues la satisfacción de participar en la misma, de sentir desde dentro el compañerismo que en ella se vive, y la magnifica Organización que aquí hay merece la pena.

Cuando termines tu primer 101, a pesar de que dirás que no vienes más, que jurarás en arameo, y que dirás una y otra vez que esto es una locura, y que esto lo va a hacer La Legión y la cabra de La Legión; enseguida estarás preguntando cuando se abre el plazo de inscripción para el año que viene.

Y volverás por segunda vez, entonces te enterarás que no es una cabra sino un carnero, y cuando acabes esta nueva edición intentarás apuntarte directamente en la misma Alameda del Tajo para la edición del año siguiente.

Lo más importante, como digo, es que te quedarás enganchado a la prueba, y el año siguiente estarás aquí, porque esto es diferente, una vez te muerda el gusanillo de los 101, ya nunca más te soltará, pertenecerás a una élite que mide el tiempo de otra forma, a una élite que utiliza un calendario diferente y que cuenta los días que faltan para mayo, ya no volverás a usar el sistema métrico decimal, sino que siempre hablarás del 101%, y cuando abras un libro, éste siempre se abrirá por la página 101, recordándote ¡como si tu fueras a olvidarlo! que tienes una cita el año que viene con algunos miles de amigos.

Cuando vayas a una librería,

encontrarás libros que tratan de los 101 mejores libros, las 101 películas, o las 101 mejores recetas de pasta; cuando vayas a comprar un disco, se pondrán en primera fila como por arte de magia todos aquellos que están dedicados a las 101 mejores canciones pop, rock, o las 101 mejores canciones de la galaxia.

Y lo mismo da que te compres el que dicen que es el mejor disco de Jazz de la historia

o que te guste otro tipo de música

porque también te perseguirá el famoso numerito.

Y claro al final vas paseando por la calle, y empiezas a pensar que ves doble o sufres alucinaciones

Y cuando estás a punto de reconocer ante tu mujer y tus hijos, que sí, que es verdad, que estás perdiendo la cabeza…

y cuando estás a punto de prometerles que a partir de mañana dejas los entrenamientos…

de que vas a dejar de ver a ciertos amigos cuya compañía no te resulta nada beneficiosa.

llegas a casa y ya es el colmo, porque en ese momento te dicen que lo mejor para las manchas de esa camiseta, es usar Colón 101 manchas

Ahí llegas a la conclusión de que ya está todo perdido, y de que como esto ya no tiene arreglo, lo mejor es no preocuparse.

Pero a pesar de todo, al final te acabarás dando cuenta de que por muy loco que pienses que estás, siempre hay alguien más loco que tú, y eso la verdad… es un consuelo.

A partir de ese momento, cuando salgas a entrenar te cruzaras con marchadores, corredores, o ciclistas que llevan el maillot, la camiseta o la sudadera de alguna edición pasada, y como si fuerais amigos de toda la vida, una mirada cómplice pasará de tu camiseta a la suya, y un buen montón de recuerdos vendrán a tu cabeza, todo ello porque los 101 son diferentes.

Tanto es así que cuando os reunáis los amigos, hablareis de aquella interminable cuesta, de aquella ampolla, de la mala cara que se le había puesto a fulanito, y de cómo se puso de barro la bajada hacia el cuartel en la edición del 2008, y lo curioso será que lo oiréis una y otra vez y no os cansaréis de oírlo, eso son los 101, a los que no han participado les sonará la historia repetida y aburrida, pero a vosotros no, vosotros sois Cientouneros, y el virus hará que la oigáis como si fuera la primera vez.

Cuando os reunáis parecerá que contáis las batallitas del abuelo, pero es que esto es así, estos son nuestros sueños, los que vienen aquí tienen un sueño, unos el de participar, otros el de terminar y otros el de competir, aquí todos los sueños son posibles, pero no debéis olvidar que si no se dan las circunstancias, si las cosas se ponen feas y peligra la salud, si hay que abandonar… se abandona, el mero hecho de participar es suficiente satisfacción para que si hace falta abandonar, abandonéis: una caída, una bajada de tensión, un mal día, lo que sea; hay que mantener la cabeza fría y pensar que habrá más días y hay cosas mas importantes como son la salud y nuestra familia.

Otra cosa que desde mi punto de vista debemos tener en cuenta, es que lo verdaderamente importante no es participar o terminar los 101, lo importante es terminar con ganas de volver, y no solo eso, sino lo que viene después.

Poco a poco irás aprendiendo lo que es el Espíritu Legionario.

Te darás cuenta que participar en los 101 se convierte en un compromiso contigo mismo y te darás cuenta de que cada vez te sientes más orgulloso de participar.

Poco a poco te irás dando cuenta de que esto es algo más que una carrera, y como a otros muchos los 101 se te irán grabando en la piel.

Te darás cuenta de que los 101 son Compañerismo.

Estas son algunas muestras de lo que significa compañerismo, son fotos de equipos, antes esta modalidad estaba reservada a militares; sin embargo desde hace algunos años, conseguimos que también pudieran participar equipos civiles.

Como muestra, esta foto de un equipo formado por miembros de ese gran club que es, el Club Maraton Jerez

Te darás cuenta de que los 101 también son Sufrimiento:

Pero el sufrimiento que habeís visto en estas fotos, se queda en nada, porque a veces lamentablemente, es Tristeza:

y hay momentos, en que sentimos el dolor de los amigos como si fuera nuestro.

Y también nos acordaremos de aquellos que ya no podrán estar con nosotros en próximas ediciones.

Germán Pérez Burgos, Español, Soldado, Cientounero y Amigo, fallecido en Afganistán el 24 de septiembre de 2007.

También es Hermandad:

Es el momento de recordar a aquellos que están pasándolo mal, y decirles sin palabras que les echamos de menos, y que el año que viene los queremos a nuestro lado.

Y es Satisfacción:

pues aquí tanto si llegas el primero

O el otro primero

el mérito es el mismo y las lágrimas saben igual.

Hemos aprendido que iremos donde se necesite nuestra Colaboración.

Hemos aprendido lo que significa la palabra Ayuda

y hemos aprendido lo que es echar una mano, cuando hace falta.

Por si alguien no las había visto antes, estas fotos son de un accidente del año pasado. Un ciclista cayó desde la altura que podéis comprobar en la foto.

Durante la prueba un Cientounero que participaba en el duathlon, médico de profesión paró para atender al herido, fue con él al hospital y cuando ya se encontraba la situación controlada, pidió volver al lugar donde había dejado momentáneamente la prueba, para continuar en la misma.

Y cuando hablamos de ayuda no podemos olvidar por supuesto a los voluntarios,

Y la ayuda de médicos,

físios o podólogos.

Sin olvidar tampoco, la ayuda de aquellos Cientouner@s que algún año no han podido participar por lesión y decidieron colaborar, como el amigo Rafa Ruiz

que pidió estar de voluntario en la Cuesta de Setenil, en la Cuesta del Infierno para no dejar ese año de poder vivir la prueba.

Hemos aprendido lo que es Generosidad:

Lo que significa dar un poquito de nosotros para los que más lo necesitan,

Y dedicar parte de nuestro tiempo con la mejor de las sonrisas por una buena causa

Sobre la hucha de Andex, hay una frase que vosotros desde ahí no podéis leer, pero a mi me gustaría deciros lo que pone:

“Un beso, un abrazo, una sonrisa, un aplauso, un apretón de manos, un gesto de agradecimiento a quiénes han querido ayudarnos”.

También hemos conocido historias como la de la veterana

que nos han enseñado lo que es Fuerza de voluntad,

lucha y coraje; como la del amigo Pol Kourel que ganó aquel primer premio de relatos, y que escribía estas palabras después de haber participado en la novena edición:

“Estoy inscrito en la X edición, he recuperado algo de peso y la “quimio”, según Javier, funciona mejor de lo esperado; esta vez ni siquiera se ha molestado en prohibirme que participe. Si me veis, me reconoceréis rápidamente, la “quimio” me ha dejado sin pelo.

Nos vemos en Ronda, ¡¡¡la Legión nos une!!!

Los 101 son Solidaridad,

porque un día te das cuenta que cuando sales a las 11 del campo de fútbol, y cruzas la Calle de la Bola, estás gritando “La Legión contra las drogas”, estás demostrando que se puede vivir sin drogas, y que para ser feliz solo necesitas a tu familia, a tus amigos, y tus zapatillas de deporte.

A este grito se fueron añadiendo otros con el paso del tiempo: otros gritos, como “Correr por la vida”, donde no sin esfuerzo se recaudaron fondos para la A.E.C.C.

Y te das cuenta de que algo que al principio parecía una locura, se convierte en algo increíble, inimaginable y maravilloso.

El año pasado se volvieron a recaudar fondos para la Asociación Española contra el cáncer y para Proyecto Hombre.

También para Andex, gracias a El Hielo y a los amigos que hicieron el Maratón de Sables, y que luego se continuó en los 101.

Otros Cientouneros han tomado este testigo como el Amigo de Murcia Correcaminos con aquellos pañuelos que se hicieron el año pasado.

Hay otros que han recaudado fondos como Hilario, con sus 101 kms por la infancia, o Basida, para una Asociación que presta ayuda a enfermos de Sida.

Este año se ha subastado el dorsal 101 de la prueba que se celebrará mañana y se han recaudado fondos para la Asociación de padres de niños con cáncer de Andalucía y al final de la conferencia se le entregará al máximo pujador su dorsal y su pasaporte.

También el amigo Santigosa ha tomado el testigo a favor de esta Asociación, y nos ha vuelto un poco más locos e ilusionados con su Proyecto de los Ultimos Sus Murais, y el orgullo de lucir una camiseta con el logo de Andex.

Sin olvidar lo más importante porque por encima de todo esto, los 101 son “Amistad”

Como veis los 101, son muchas cosas, y tanto es así que para muchos de nosotros se han convertido en algo más, y para muchos esta prueba forma parte ya… de nuestros Sueños,

Esto pienso yo, que son los 101, estos son los valores que la prueba ha ido marcando en nosotros

Y esto es lo que nos convierte en Cientouneros, más allá del mero hecho de terminar o no la prueba

Yo una vez tuve un sueño, cuando La Legión estaba en Irak y cuando aún no se sabía que el año próximo no se podrían celebrar los 101, soñé con enviarles una felicitación espectacular.

Gracias de nuevo a mucha gente, y sobre todo a la colaboración de José Luís Martín, y de Paco Muñoz; el día de nochebuena de dos mil tres, una gigantesca sopa de letras, hecha con los nombres de más de 101 clubes de toda España, así como una copia impresa de los mensajes de felicitación, que se habían ido colgando en el antiguo foro, viajaban hacia Madrid para ser entregados en el Acuartelamiento Rey Alfonso XIII, desde donde partían los suministros y materiales que se enviaban a las tropas que ese día tan señalado se encontrarían fuera de sus casas cumpliendo con sus obligaciones.

En dicha felicitación además de “Os deseamos una Feliz Navidad y un Prospero Año Nuevo se podía leer “La Legión nos une”

Como respuesta recibí un email de LA SUFRIDA que decía:

Base España, Ad Diwaniyah, Irak, 12 de enero del 2004.

Estimados amigos, las Navidades este año han sido muy especiales, hemos visto como los Reyes Magos y su legión de pajes, preparaban los regalos para todos los niños, y no tan niños, del mundo.

Nosotros recibimos la misión de jalonar y de organizar los diferentes puestos de avituallamiento en su andadura por el desierto… Los camellos iban muy cargados. Esperamos que todos llegaran aunque alguno perdió la tarjeta de control…

En estas fechas y ya acabadas las fiestas, los esperábamos de vuelta, en vigilia permanente bajo el cielo estrellado de las noches del Tigris y el Eúfrates, con su zurrones vacíos, con ganas de llegar de nuevo a sus lejanos reinos, pero de pronto han parado en Base España.

Tras enterarse de donde se encontraban los legionarios nos han dejado un regalo.

Un regalo, que por no esperado, nos ha hecho más ilusión, si cabe.

Un paquete con una felicitación colectiva, tamaño gigante, de ciento y pico clubes de atletismo, ciclismo y triatlón de toda España, hacia los legionarios que hacen posible cada año la celebración de los ya conocidos “101 km La Legión contra la droga”.

¡Qué alegría!

Menudo escalofrío he sentido al leer vuestras cariñosas palabras, esas palabras de amor hacia nuestra-vuestra prueba y hacia ese proyecto común de lucha contra la lacra de las drogas a través del deporte, donde la superación personal, el espíritu de lucha, de compañerismo y sufrimiento, nos une a todos por unas horas en Ronda y por muchas horas, incluso jornadas, agotadoras de trabajo y entrenamiento allí donde estéis.

Un saludo desde Irak y muchas gracias de nuevo a todos. Comandante Pajares.

También me decía que no se podrían celebrar los 101 y que lo pusiera en el foro, así lo hice e inmediatamente después puse un mensaje en el que decía que aunque no hubiera 101, algo tendríamos que hacer, así nació H+QNC, Hoy más que nunca Cientounero.

Con esas siglas han firmado y firman muchos amigos en el foro, y estas siglas nos identificaron en aquella locura que gracias al apoyo de muchos se convirtió en realidad.

Gracias a todos los que lo han hecho posible, al Ayuntamiento de Ronda, al Concejal de deportes, al actual aquí presente.

A Nuria,

Gracias a Sefi responsable del Patronato Deportivo Municipal,

a Miguel el amigo de Vitoria que llamó por primera vez al Ayuntamiento de Ronda para decirles si tenían idea de lo que se les venía encima.

Gracias a todos los que participaron en la creación de aquella locura colectiva; fue posible esto:

El cartel de aquella primera edición

El primer itinerario colgado en la entrada del Teatro Vicente Spinel

Aquel primer listado de participantes

Y aquellos primeros recuerdos por participar o terminar la prueba

Y como es de bien nacido ser agradecido, gracias a todos los voluntarios que colaboraron tanto en aquella como en las siguientes ediciones, ya que sin ellos esto no hubiera sido posible

Gracias a todos ellos hoy estamos aquí 6 años después para participar en la 5ª edición del Homenaje a La Legión, a la 5ª edición de nuestra muestra de agradecimiento por organizar los 101.

Así nació nuestro primer Homenaje.

Y así terminó:

Esta ha sido y es nuestra modesta forma de devolver todo el cariño que nos han ido dando aquí a lo largo de todos estos años.

Es imposible agradecer su participación a cada una y cada uno de las Damas y Caballeros Legionarios de cualquier rango, que han colaborado para sacar adelante los 101, pero no quiero terminar sin recordar especialmente a uno que ya no está entre nosotros, sería injusto no recordar al Brigada Miguel Morales, alma del Stand que La Legión ponía en la Maratón de Sevilla.

El Brigada Morales, que cuando te veía pasear por la feria del corredor los días previos a la Maratón, llevando una sudadera de los 101, te saludaba militarme, y por unos momentos flotabas entre nubes cientouneras, entre pueblos blancos de la serranía rondeña y entre imaginarios puestos de avituallamiento.

Este Homenaje es nuestro agradecimiento a todos ellos, pero además es nuestro recordatorio a los organizadores, a nuestra querida Legión

de que los 101 son más que una carrera, de que con los años la prueba se ha convertido no solo en un compromiso solidario, sino que ese fin de semana de mayo se ha convertido en unas jornadas de convivencia cívico militar probablemente difícil de comparar con cualquier otra.

Aquí se produce tal amalgama de sensaciones, emociones y hermandad, que han hecho que esta prueba ya no pertenezca únicamente a La Legión, ni a la Ciudad de Ronda, ni tan siquiera a nosotros los Cientouneros, esto se ha convertido en algo más, en algo tan grande que todos los que alguna vez hemos formado parte de ella, tenemos la obligación no solo de cuidarla, sino luchar para que siempre sea un referente, no solo deportivo, sino como ejemplo de los valores que para nosotros representa el Ultrafondo.

De que estemos orgullosos de lo que hemos vivido en esta prueba a lo largo de todos estos años, y este orgullo nos obligue a que nunca dejemos al azar su suerte.

La prueba también ha grabado en nosotros el Credo Legionario, haciendo que éste sea nuestro compromiso:

De que al grito de a mí La Legión acudiremos todos.

De que nunca abandonaremos a un amigo en el campo.

Y de que no nos quejaremos de fatiga, ni de dolor, ni de hambre, ni de sed, ni de sueño, y recordarles que al igual que el Credo Legionario está basado en el Camino del Samurai, nosotros también hemos aprendido entre otras cosas que “Solo con negarse a retirarse, se adquiere la fuerza de dos hombres”.

El estar hoy aquí, también me ha servido para comprobar que lo que leí en una frase hace mucho tiempo es verdad:

“La diferencia entre las ilusiones y los sueños, es que las ilusiones acaban por desvanecerse y los sueños acaban convirtiéndose en realidad”.

Muchas gracias.

2017-03-21T18:31:33+00:00 enero 14th, 2014|Categories: 2009, Blog, Crónicas|0 Comments

Leave A Comment