/, Historia del club, Videos/Hijos de los 101

Desde la organización de lo 101 contactaron con el Club para informarnos que en la celebración de la XX edición de la prueba, este año, se quería escribir un libro con testimonios de sus protagonistas, los corredores que han participado en ella y que en dicho libro no podían faltar Los Pretorianos de Tomares.

Le pedimos a nuestro Plácido que se encargará de escribir algo representando a todos los socios del Club, a los actuales y a los que dejaron de serlo. A continuación os adelanto copia del texto aprovechando para agradecer a Plácido este trabajo del que me siento muy orgulloso e identificado:

Hijos de los 101

“Cuando en 1995 la Legión decidió organizar una prueba deportiva cívico-militar, pocos podían imaginar que se estaban poniendo entonces los cimientos de lo que con el paso de los años se convertiría en una prueba mítica y pionera. Y es que los 101 han sido la puerta de entrada por la que han irrumpido las pruebas de ultra fondo, desconocidas y escasas hasta entonces en el universo de carreras populares. Con los 101 también nace un colectivo autodenominado cientouneros, considerados por muchos como locos, incluso por ellos mismos, y devotos de la prueba y de La Legión. Y como no, los 101 han servido para crear un lenguaje propio, con el que se han bautizado o rebautizado multitud de elementos asociados con la carrera. Así, la Tierra Santa ya no se encuentra en el Oriente Medio, los ladrillos son un objeto más preciado que el oro y si le preguntas a un cientounero por la Calzada Romana igual no sabe ubicarla, pero si dices “Cuesta del Cachondeo” será capaz de decirte su número exacto de adoquines.

Y por supuesto, los 101 han dado lugar al nacimiento de nuevos club deportivos. El Club de Ultrafondo Pretorianos de Tomares, es uno de ellos. Somos hijos de los 101, nuestro origen está allí; para nosotros, los 101 es “la madre de todas las carreras”.

Fue en la edición de 2002 cuando el destino unió en la carrera a tres de sus socios fundadores. Entonces, sufriendo cada uno la dureza de la prueba, sellaron un juramento de compañerismo y amistad, de unión y socorro. Desde ese momento, los Pretorianos han crecido de la mano de los 101, siendo ya en 2007 cuando se verían las primeras corazas pretorianas brillando al sol de Ronda.

Como no podía ser de otra forma, el club se sustenta en los valores legionarios aprendidos en 101: el espíritu de ayuda y compañerismo entre sus miembros, con el objetivo común de llevar a meta el mayor número de miembros posibles, sin importar las marcas; sacrificio de los objetivos personales para asegurar el objetivo colectivo o el de otro compañero; amistad y hermandad entre sus socios; orgullo de lucir su propio uniforme y demostrar su bravura y valentía ante los retos más duros, que se afrontaran con disciplina y combatividad; satisfacción plena tanto si se alcanza la gloria de terminar una prueba, como si hay que “morir” en ella y sufrir una derrota, que nos otorga el honor de haber sido valientes por haberlo intentado.

Hijos de los 101: hermoso título el que podemos acreditar con orgullo. Allí nacimos y allí hemos vuelto año tras año.

Más de 150 ediciones terminadas entre todos sus socios.  Carreras hay muchas: los 101 son únicos y a todos de una manera o de otra, nos han cambiado la vida en un momento dado.

Gracias Legión. Gracias 101.

Autor: Plácido Cote

2017-04-29T11:47:56+00:00 abril 27th, 2017|Categories: 2017, Historia del club, Videos|0 Comments

Leave A Comment