HOLE 2015 – LA CRONICA DE ESTRELLA OLIVARES

/, Crónicas/HOLE 2015 – LA CRONICA DE ESTRELLA OLIVARES


Hole_01

Vuelvo a Ronda, vuelvo a Tierra Santa. A pesar de las lesiones, dichosas torceduras de tobillo en Montellano, a pesar del agua , ojú la de barro que va a haber en el país del barro, a pesar de todo, vuelvo a Ronda, vuelvo a Tierra Santa.

Hole_02
Repetimos el ritual previo a la batalla. Petate… arreos… y vámonos que nos vamos.

Hole_03

Es llegar a Ronda, soltar los bártulos y para Interesport Cary a saludar a Roberto y recoger los pedidos. Pregunta de rigor: ¿el merchandising de los 101 está ya operativo? No niña, tienes que esperar. Bueno me llevo los Joma…. ¿Qué tienes por ahí interesante? Pues mira….. y empezamos a completar el armario de la ultrafondista.

Hole_04

Siguiente fase: Vámonos a la Alameda a respirar el ambiente.  Saludos a los voluntarios, a las figuras que están recogiendo su dorsal, a Nuri… y sonrisa eterna puesta ya en la cara. Ya estamos en el fregao… Caritas de preocupación del personal voluntario: “niña, no veas cómo está el campo”. Bueno…. no conozco un Homenaje sin barro…. Sí, ya, pero este año es peor.  …. Nuria sigue acordándose de cuando unos locos se presentaron diciendo aquello de “si no hay 101 haremos un Homenaje… y al grito de A mí la legión!…. la que allí se lió.

Hole_05

Siguiente paso: a Faustino. Ya venimos con la carga de hidratos hecha así que para Faustino a saludar a Mati que nos pone de comer “cositas guays”.

Y con toda esa introducción, que para eso nos vamos el viernes, afrontamos la prueba el sabadito por la mañana.

Hole_06

Chispea. Ya estoy de los nervios. Es la primera vez que participo yo sola, sin la escolta de mis pretorianos de tomares… y tengo que enfrentarme solita a mis dudas y mis miedos. Sé que llego corta de entrenos pero llena de ganas de comerme el Homenaje y de entrar en meta. Llevo mi mochila con los ánimos de mis hermanos pretorianos, con el apoyo de mi equipo familiar, y el no menos importante de mi equipo de entreno (que me han dado sabios consejos los días previos). Y nos vamos de cabeza al país del barro. Mentalizada con que hay que pasarlo lo más rápido posible y perdiendo el menos tiempo posible. El año pasado me costó dos horas largas en pasarlo.

Llevo menos miedo que el año pasado y llego a Benaoján una hora y media después de la salida. Estoy muy contenta. Así que subidón, subidón. No me olvido del bote de las sales, del bote del agua, de comer, llevo todo anotado en mi mente. “No te olvides de comer”. “No te olvides de beber”. “Recuerda alternar sales y agua”.

Hole_07

En Benaoján miro el móvil. Oleeeee. Tengo llamada de Pepe el Bandolero. Tengo mensajes de Pepe el del carrito, de Pili (de maqueda, you know my British spirit), de Sandra. El de Sandra me llega especialmente. Ella conoce mi mente que me juega malas pasadas y me recuerda que mi yo fuerte puede con ese yo lleno de miedos. Comento brevemente cómo voy (para seguimiento Facebook y para que estén al día), como y sigo para Montejaque. Bien de ritmo. Me cruzo con Roberto, enanito verde, que se imagina que he corrido tela porque no le cuadran los tiempos que estaban previstos y que estoy rompiendo jejejejejeje.

Paso Montejaque y me uno a los fantásticos de A Toda Pastilla camino de la ermita. Ellos suben mucho más rápido que yo pero yo sigo a mi ritmo. Las subidas me matan (noto la falta de entrenos), pero me recupero en llanos y bajadas. Ya creía que se había acabado el barro. Craso error!!!! El barro sigue.

Cuando afronto la bajada de la ermita….oh cielos!!! Todo es barro de nuevo. Así que me armo de paciencia y vuelvo a esquiar/patinar en la bajada. Y llego al cuartel. Ya está lloviendo pero como no hace frío no me pongo el chubasquero y voy a coraza limpia (bueno y mojada).

Hole_08

Llego al cuartel. Bien de tiempo. Reviso móvil. Vuelvo a notificar donde ando. Más mensajes de Pepe Bandolero y de Sandra. Gracias a ambos. En la soledad del Homenaje los agradecí y mucho. Y al salir del cuartel…. ¡sorpresa! más barro!!!! El caminito estrecho, angosto y embarrado. Ya las piernas empiezan a acusar el esfuerzo y me tropiezo un par de veces y aterrizo otro par de veces. Pero sigo. Y patinando, resbalando y, cuando podía, trotando, llego a Arriate.

Han cambiado el recorrido. No se puede pasar por “la jungla” porque el agua va muy alta y no desvían por la parte alta de Arriate. Y al salir de Arriate…. más barro!!! y sigue lloviendo!!!!

Hole_09

Recuerdo comentar el recorrido con Javier Rodríguez y decirme él que ésa era la parte gustosa para correr y ganar tiempo. Si tú hubieses visto el suelo, Javier. Ya no esquivo charcos, ni lodazales. Me meto por medio, a veces con el barro hasta un poco antes de la rodilla. Las Salomon con goretex se han portado muy bien, pero ya el barro me entra por todas partes. Sé que me está saliendo una ampolla en el lateral porque noto el pegotón de barro, ya seco, arañando, pero no quiero ni pararme a quitarme la “zapa”. Quiero seguir y trotar y andar a paso ligero.

Hole_10

Y sigo, y sigo. Llego a un cruce, no me acuerdo dónde, pero iba un poco zombie. Afortunadamente, Roberto, el enanito verde, me ve venir y me dice por dónde tengo que ir. No veía ni las balizas. Me doy cuenta del estado y me paro a ver el móvil. Releo los sms de Sandra. Y me doy ánimos yo sola. No sé si me iba hablando en voz baja o en voz alta. Pero me acordaba de la marasevi, con Dani marcando objetivos cortos. Y yo me decía “¿Ves esa baliza? Ahí empezamos a correr de nuevo”. Y corría. Y cuando pasaban 6 ó 7 balizas, volvía a andar. Y me decía “Bien hecho, bien”. Ahora 4 balizas andando fuerte. Y me cantaba aquello de “Quinto levanta, tira de la manta”. Y recordaba el pasito que me enseñó Fauno por la Ruta del Agua….. y así me recuperaba. Y con esa cadencia empecé a ver Ronda… pero el barro no desaparecía ni la lluvia paraba. Esa parte se me hace eterna. Se me hizo el año pasado y se me ha hecho éste. Pero llegué a Ronda.

En la entrada, llegando al Arco, me uní a dos chavales, que me dijeron “no corras, llegas bien”. Pero me preocupaba el tiempo. Me parecían estos minutos más cortos que los de la salida, y los últimos kilómetros más largos que los primeros.

Y subía y subía hasta llegar al Puente Nuevo. Una voluntaria, viendo que apenas podía ya con mi alma, se ofreció a ayudarme. Le dije que yo podía sola, pero que me sacara la banderola del Proyecto 101 de la mochila. La pobre banderola estaba empapada pero pude sujetarla con los bastones para hacerla visible ya pasado el Puente Nuevo.

Hole_12

Entrar en Ronda después de una prueba es una experiencia única. La gente se vuelca en darte ánimos. Mi gente me esperaba a la altura de la plaza de toros. Y tenía que llegar bien. Ya le prometí a Nardi en la salida que entraría con una sonrisa. Y así iba. Corriendo y sonriendo. Ví a los míos, a Hacha, a Valkiria, a Yolanda…. y llegué a meta!!!!

Hole_13

Estaba en meta. Había terminado el Homenaje. Sola, bueno sola no, conmigo misma y con el apoyo de todos los que me estaban siguiendo. Después de dos abandonos (Alpargata y Montellano), estaba en meta.
Disfruté de la entrada con mi equipo de apoyo, que siempre me acompaña en mis aventuras, gracias por estar ahí, y del trofeo personalizado que me dieron.

Estoy muy contenta. Porque he entrenado, porque he corrido mejor y más, porque he disfrutado en todo momento (hasta cuando estaba medio pajarona hablando sola por el campo) y porque me ha encantado participar en el Homenaje y cada vez tengo más claro que mientras pueda, y el presupuesto me lo permita, participaré en cualquier prueba que se organice por Tierra Santa, porque es donde más feliz soy.

Hole_14
Tengo que hacer mención especial para Chari… que se portó como una jabata… aguantó el ritmo endiablado que le impusieron sus compis….y es que esta mujer es dura, dura de pelar. Chapeau!!!!

Pretoriana Estrella Olivares

 

 

2017-03-21T18:31:24+00:00 abril 7th, 2015|Categories: 2015, Crónicas|0 Comments

Leave A Comment