Los límites del ser humano son ilimitados, aquí un ejemplo de ello. Querer es poder, la voluntad como principio y la determinación como forma de vida unido al convencimiento de que todo aquello que uno se propone puede conventirse en realizad con solo tened la voluntad de querer conseguirlo.